El Siglo XIX. Realismo y Naturalismo





Costumbrismo


El cuadro de costumbres

Durante los años 1820 y 1870, en España se desarrolla la literatura costumbrista, que se deja ver en el cuadro de costumbres, un artículo en prosa no muy largo. Esos cuadros de costumbres no necesitan un argumento, describiendo el modo de vida de la época o un tipo de persona. La mayoría de estos contienen un alto contenido satírico.
El costumbrismo aparece por el deseo romántico de resaltar lo diferente y peculiar, inducido por la afición francesa a éste género. Se publicaron miles de artículos costumbristas, limitó el desarrollo de la novela en España, puesto que en este género predominaban la narración y los caracteres individuales, mientras que en el cuadro de costumbres se limitan a describir a sus personajes como genéricos. Se escribieron grandes compilaciones colectivas de artículos de este género, como Los españoles pintados por sí mismos (Madrid: Ignacio Boix) Destacaron en él, el madrileño Ramón Mesonero Romanos y el andaluz Serafín Estébanez Calderón.






external image fnG7PGScWyDRUGUYy6bT5gI41aa4hhWphAIfbkJ97tPwAqo2clxH_7tNBRTVhJzfqhMe8ZQCrRTEgi2uY8n0ovmCUSS6iPLJRZFP3iwP33QLWv9lUg

external image uszH9Fm-1zeABk6NgFIPN_oWUc0yVePJ2iLNvczQC7Gk2_tjG86xqIwIeappBo_LAKe0-FpKIhKjWKVDMER46wThYYT8CLCuHOu2r9TzPYU7nxHeJg




Ramón de Mesonero Romanos, El curioso parlante
Mesonero Romanos nació y murió en Madrid (1803-1882). Perteneció a la Academia Española y fue un pacífico burgués. Su pensamiento era antirromántico y fue un gran observador de la vida que le rodeaba. Fue famoso bajo el pseudónimo de El curioso parlante.external image -Cz1IIp_YiEs7xaeAaAk34fI8wYVb-PVp0v-thaHHlh3AlgG3UKlKf2d3D9adol2uEmE5LZMTh4NLpR9Mrhh3TVtj2IiT0eFD9G_5XLj2OI4U9VjI9wMemorias de un setentón, una alusión a las personas y sucesos que conoció entre 1808 y 1850. Reunió sus cuadros de costumbres en los volúmenes Panorama matritense y Escenas matritenses.
external image t5lXkmi5dDk5d6fatz-FnrqwNFxg_MgB-nlFAkT1_-HkBoVk_l3-6Mt7qs6cwGSgBG9jPqEvYEuaETLM5IDoW7BtNYoQ6YfV810dNfCMYg9aTZtYI1QSerafín Estébanez Calderón, El solitario
external image awlm9t-w_Yc3CBns6frDdfK-M8tPOMFHQmVQqa1pa_fDRxTFMhqXR8UybphogFaRi9i9aRJI8hfoia2ML2hS9PNtGNtIwXFSSi4aQ1h0yAQou4S-lNUNació en Málaga (1799) y murió en Madrid (1867). Estuvo al frente de altos cargos políticos. De tendencia conservadora. Publicó diversas poesías y una novela histórica, Cristianos y moriscos, aunque su obra más famosa es Escenas andaluzas (1848), con cuadros como El bolero, La feria de Mairena




El Realismo


El Realismo es un movimiento cultural procedente de Francia que se propagó por Europa a mediados del siglo XIX. Esta corriente, hacia 1850, desarrolló gérmenes ya existentes en el Romanticismo, sobre todo el costumbrismo. Las ideas románticas se irían disolviendo poco a poco y se empezaba a reaccionar contra "el arte por el arte"; la mirada de algunos estaba cansada de lo imaginativo y pintoresco, y pretendió observar objetivamente a las personas, sociedad y acciones contemporáneas. Su objetivo era presentar un relato de la sociedad y lo hizo en la llamada Comedia Humana e impulsó en la novela un fin moral y social. Esta finalidad, haciéndose casi exclusiva, muy pronto condujo, en algunos autores, al Naturalismo.

Su nacimiento está ligado al ascenso, al afianzamiento de la burguesía y a la nueva sociedad urbana originada como consecuencia del desarrollo industrial. La clase media progresivamente alfabetizada impuso sus gustos en materia literaria, pues la mayor parte de los lectores pertenecían a esta clase.
La libertad política y religiosa, la soberanía popular, el sufragio universal y las reivindicaciones sociales fueron los motores que movilizaron en toda Europa a las masas de trabajadores y las impulsaron a participar en los acontecimientos políticos. Doctrinas como el socialismo y el marxismo tuvieron una rápida aceptación y contribuyeron a crear entre los obreros una viva conciencia de clase, que prendió con gran fuerza entre el proletariado urbano, surgido como consecuencia de la revolución industrial, sometido a condiciones de trabajo infrahumanas y que sobrevivía a duras penas en las ciudades. Cuando este proletariado adquirió conciencia de clase entró en pugna con la burguesía, que pasó de clase revolucionaria que lucha contra el Antiguo Régimen a clase dominante y conservadora.

El término "realista" se empleó por primera vez en 1850, referido a la pintura, pero se amplió con posterioridad al resto de las artes. En literatura se plasmó mayormente la novela. Quizá uno de los motivos del éxito popular de las novelas se encuentra en su publicación en los periódicos de la época. Los editores utilizaban la novela por entregas para conseguir que el público se viera obligado a comprar diariamente el periódico. La actitud del escritor realista es analítica y crítica, se suele mantener al margen de lo que relata.
Las principales novelas del siglo XIX eran de carácter social, y a los escritores se les consideraba como "historiadores del presente".Sin embargo, no se debe olvidar de que siguieron perviviendo tendencias románticas o se desarrollaron otras que reaccionaban contra el Realismo.

Características


Los rasgos fundamentales del Realismo son los siguientes:

  • Procura mostrar en las obras una reproducción fiel y exacta de la realidad.
  • Se opone al Romanticismo en su rechazo de lo sentimental y lo trascendental: aspira, en cambio, a reflejar la realidad individual y socila en el marco del devenir Histórico.
  • Hace un uso minucioso de la descripción, para mostrar perfiles exactos de los temas, personajes, situaciones e incluso lugares; lo cotidiano y no lo exótico es el tema central, exponiendo problemas políticos, humanos y sociales.
  • El lenguaje utilizado en las obras abarca diversos registros y niveles de lenguaje, ya que expresa el habla común y se adapta a los usos de los distintos personajes, que son complejos, evolucionan e interactuan influyendo en otros.
  • Las obras muestran una relación mediata entre las personas y su entorno económico y social, del cual son exponente; la história muestra a los personajes como testimonio de una época, una clase social, un oficio, etc.
  • El autor analiza, reproduce y denuncia los males que aquejan a su sociedad.
  • Transmite ideas de la forma más verídica y objetiva posible.


Honoré de Balzac(1799-1850)

Fue el novelista francés más Importante de la primera mitad del siglo XIX, y el principal representante, junto con Flaubert, de la llamada novela realista.  
Fue el novelista francés más Importante de la primera mitad del siglo XIX, y el principal representante, junto con Flaubert, de la llamada novela realista. 
Fue el novelista francés más Importante de la primera mitad del siglo XIX, y el principal representante, junto con Flaubert, de la llamada novela realista. 



La Comedia Humana


La Comedia Humana está formada por 95 obras completas de las cuales 85 son novelas, relacionadas entre si para retratar la sociedad francesa en los tiempos de la restauración borbonica hasta la monarquía de Julio.
El titulo de La Comedia Humana, es una referencia de la Divina Comedia de Dante, en la que Balzac buscaba la visión global y completa de la obra del poeta toscano pero con una motivación más humanística, propia de un escritor realista.
La Comiedia Humana abarca temas como Francia y la revolución, dinero, poder, exito social, paternidad, maternidad, mujeres, sociedad, sexo y publicidad.


Fragmento de El cura de Tours.


" La duración de la obra en que inscribo vuestro nombre, dos veces ilustre en este siglo, es muy problemática; mientras que vos grabáis el mío en el bronce, que sobrevive a las naciones aunque no haya sido batido mas que por el vulgar martillo del monedero. ¿No se verán confusos los numismáticos al hallar en vuestro taller tantas cabezas coronadas, cuando descubran entre las cenizas de París esas existencias por vos perpetuadas hasta más allá de la vida de los pueblos, y en las cuales se les antojará adivinar dinastías? Vuestro es ese divino privilegio; a mí me corresponde la gratitud.
(...)
¿No sería erróneo creer que el tiempo sólo pasa rápido para los corazones embriagados con vastos proyectos que conturban la vida y la hacen tumultuosa? Las horas del abate Birotteau corrían tan animadas, huían cargadas de pensamientos tan graves, estaban tan rizadas por las esperanzas y las desesperaciones como las crueles horas del ambicioso, el jugador, el amante. Sólo Dios está en el secreto de la energía que nos cuestan los triunfos que ocultamente alcanzamos sobre los hombres, sobre las cosas y sobre nosotros mismos. No siempre sabemos a dónde vamos, pero harto conocemos las fatigas del viaje. Pero si permitís al historiador apartarse del drama que está narrando para ejercer un momento el papel de los críticos, si os invita a echar una ojeada sobre las existencias de aquellas solteronas y de los dos abates a fin de buscar en ellos la causa de la desventura que los viciaba en su esencia, tal vez veáis demostrado que el hombre necesita experimentar ciertas pasiones para que se desenvuelvan en él las cualidades que ennoblecen su vida al ensanchar su esfera y adormecen el egoísmo propio de todas las criaturas. "





Benito Pérez Galdós (1843-1920)



Fue el mayor representante de la novela realista del siglo XIX en España, y uno de los más importantes escritores en lengua española, junto con Clarín y Emilia Pardo Balzan.
Fue el mayor representante de la novela realista del siglo XIX en España, y uno de los más importantes escritores en lengua española, junto con Clarín y Emilia Pardo Balzan.

Novelista, dramaturgo y cronista español, fué un niño interesado por la pintura, la musica y los libros.
Sus padres decidieron que fuera a Madrid a estudiar derecho, donde aprobecha su estancia para asistir a tertulias literarias en los cafés y se interesa por los problemas sociales del momento: se define a si mismo como progresista y anticlerical. En 1870 publica su primera novela, La Fontana de oro.
En esta obra se aprecian rasgos del romanticismo pero ya con ideas del realismo.
Conciente de que poseía una especial sensibilidad por el lenguaje popular y sabía hacer hablar al pueblo utilizando muy a menudo el diálogo e incluso llega a ensayar novelas absolutamente dialogadas.
Su estilo busca la naturalidad y ofrece una visión más clara de lo que quiere expresar, es transparente, académico pero con humor e ironía.
En 1876 publicó Doña perfecta, una novela cotra la intolerancia ideológica, parecida a la Ficóbriga de Gloria, que publico en 1877. Pese a las oposiciones que probocó entre los neocatólicos, Galdós fue elegido miembro de la Real Academia Española en 1889.



Podría decirse que la sociedad llega a un punto de su camino en que se ve rodeada de ingentes rocas que le cierran el paso. Diversas grietas se abren en la dura y pavorosa peña, indicándonos senderos o salidas que tal vez nos conduzcan a regiones despejadas(...). Contábamos, sin duda, los incansables viajeros con que una voz sobrenatural nos dijera desde lo alto: por aquí se va, y nada más que por aquí. Pero la voz sobrenatural no hiere aún nuestros oídos y los más sabios de entre nosotros se enredan en interminables controversias sobre cuál pueda o deba ser la hendidura o pasadizo por el cual podremos salir de este hoyo pantanoso en que nos revolvemos y asfixiamos. Algunos, que intrépidos se lanzan por tal o cual angostura, vuelven con las manos en la cabeza, diciendo que no han visto más que tinieblas y enmarañadas zarzas que estorban el paso; otros quieren abrirlo a pico, con paciente labor, o quebrantar la piedra con la acción física de substancias destructoras; y todos, en fin, nos lamentamos, con discorde vocerío, de haber venido a parar a este recodo, del cual no vemos manera de salir, aunque la habrá seguramente, porque allí hemos de quedarnos hasta el fin de los siglos
Fragmento del discurso leído por Pérez Galdós ante la Real Academia Española


Su interés por la politica lo llevó a alcanzar el puesto de diputado pero nunca llegó a pronunciar ningún discurso.
El estreno de Electra en 1901 supuso un acontecimiento nacional: al acabar la representación los jóvenes modernistas acompañaron al autor hasta su casa en multitud. En 1907 volvió al Congreso, como republicano, y en 1909 con Pablo Iglesias, fue jefe titular de la "conjunción republicano-socialista". Su izquierdismo fue el causante de que no se le otorgara el Premio Nobel. En 1920 murió ciego y pobre en la ciudad de Madrid.

Naturalismo





La regenta



La Regenta es la primera novela de Leopoldo Alas “Clarín”, publicada en dos partes, en 1884 y 1885, fue escrita como artículos sueltos que según iba escribiendo iba mandando al editor. Considerada la obra cumbre de Clarín y de la novela española del siglo XIX, es además uno de los máximos exponentes del naturalismo y del realismo progresista. Esta técnica recrea los aspectos más sórdidos de la realidad y la condición física. La herencia genética y el medio marcarán el destino de los personajes. Leopoldo Alas “Clarín” es uno de los autores que destacaron en esta nueva técnica.
La novela solo pudo ser publicada en Barcelona (Daniel Cortezo y Cía.) ya que constituyó un verdadero escándalo en Oviedo. El obispo publicó en su contra una pastoral que mereció una réplica de Clarín.


Argumento





Bibliografia


http://www.epdlp.com/escritor.php?id=1432
http://es.wikipedia.org/wiki/Honoré_de_Balzac
http://es.wikipedia.org/wiki/Benito_Pérez_Galdós








Preguntas sobre el examen



1.-¿Dónde surgió el Realismo?¿A qué clase social pertenecia la mayoria de sus lectores?
El Realismo surgió en Francia y se extendió por toda Europa gracias al desarrollo industrias.
Sus lectores mayoritariamente pertenecian a la clase obrera, ya que, el realismo criticaba a la sociedad en que vivian.

2.- ¿Cuál es la característica principal del realismo?
Reproducir objetivamente a las personas, sociedad y acciones contemporáneas de una forma lo más posiblemente semejante a la realidad.

3.- ¿Por qué el escritor realista se mantiene al margen de lo que relata?
Porque lo que ellos quieren es denunciar los males que aquejan a su sociedad y no a sus males personales.

4.- ¿Cuales son los escritores españoles más representativos del siglo XIX?
Los escritores españoles más representativos del siglo XIX son Benito Pérez Galdós, Leopoldo Alas "Clarín" y Emilia Pardo Balzan.